Usar y tirar

Usar y tirar.

En los tiempos que corren en muy complicado disfrutar de forma serena. Todo pasa muy deprisa, escuchar y olvidar, mirar sin ver, usar y tirar. Cine, literatura, música, televisión, ropa, comida, relaciones.
Comemos en restaurantes diseñados para que tardemos el menor tiempo posible y dejemos los asientos libres para los siguientes comensales. Evaporando el placer de una buena sobremesa, renunciamos a la calidad para ganar rapidez. Qué estúpidos somos, ¿verdad?

Las películas más taquilleras están montadas en una sucesión de planos sintéticos, veloces, golpes de efecto que enmascaran guiones carentes de profundidad, tramas incompletas o evidentes, sin sentido.

Los libros más vendidos son los que cuentan historias en las que ocurren cosas constantemente, verosímiles o no, en detrimento de una historia bien construida y de personajes con una psicología perfilada para que el lector comprenda sus motivaciones. Se deja de lado lo más importante, la construcción del pensamiento, de ideas nuevas, de historias que hacen reflexionar.

Se puede disfrutar de lecturas serenas, de la belleza concebida para permanecer, de discursos audiovisuales para recordar (al margen de las palomitas). Porque la velocidad no tiene nada de malo, pero en exceso nubla los sentidos y provoca la pérdida de visión.
Y en esas estamos, perdiendo perspectiva un poquito más cada día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s