Un corto que merece un recorrido largo: Inertial Love.

Rodar un corto rodado en analógico es darle un valor añadido desde su comienzo . Y si el resultado es tan genial como el que han conseguido los hermanos Alenda, entonces hay que quitarse el sombrero.
Lo proyectaron en la 15ª Semana del Cortometraje de la Comunidad de Madrid y, aunque no los conozco, les deseo toda la suerte. Porque talento les sobra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s